La representación de lo visual

     “Al principio fue la imagen.” (Giovanni Sartori)

   La sociedad de la información nos ha llevado (o casi se podría decir, nos ha obligado) desde hace algunos años a estar conectados a distintos medios de comunicación de entre los que destacan, sobre todo, los audiovisuales. De especial relevancia es el fenómeno Internet. Un fenómeno que nos ha arrastrado en una potente corriente de información y que, en una medida importante, ha generado lo que los especialistas en la materia conocen como “infoxicación” (término que no recoge la RAE): un exceso de información o sobrecarga que no puede ser asimilada por el receptor.

   En este sentido, Giovanni Sartori en su libro ‘Homo videns. La sociedad teledirigida’ va a definir la “hipermediatización” como la “privación de experiencias nuestras, experiencias de primera mano que nos dejan a merced de experiencias de segunda mano”. Lo que viene a explicar Sartori es que nos hemos quedado reducidos (condenados) al teclado de un ordenador o un teléfono móvil. Por lo tanto experimentamos sensaciones de segundo orden, es decir, siempre filtradas por un medio electrónico que bien puede ser un portátil o un teléfono basado en lo que se conoce como generación 3G (y en camino estamos de la 4G). Se ha perdido el contacto directo, el cara a cara, la comunicación interpersonal, en sustitución de otra forma de expresión más fría y también más fácil.

No sabemos entender aquello que no vemos

   De este modo -sigue Giovanni Sartori– Internet y, especialmente, la televisión van a crear un “pensamiento insípido”, o lo que es lo mismo si hacemos una interpretación más arriesgada y más directa de sus palabras: ejércitos de nulos mentales cuyo consumo informativo va a estar basado en aquellos contenidos más bien ligeros, casi vacíos de significado y fácilmente interpretables por el ciudadano medio.

   Es importante en este punto destacar que la cita con la que comenzaba el post es, en fin, el gran resumen de lo que defiende Sartori, que viene a explicarlo todo a través de otro concepto cuanto menos singular, el de “vídeo-niño”. Crecemos con la imagen, nos educamos y nos desarrollamos en un mundo en el que predomina la imagen, el icono, por encima de todas las cosas. Y ese predominio nos lleva en todo caso a una evidente pérdida de capacidad de abstracción. No sabemos entender aquello que no vemos. Nuestro crecimiento personal, nuestro conocimiento, va a estar ligado siempre a esa idea generada por el contenido audiovisual, esa recreación del mundo a través del plano visual y el sonido. De manera que seremos incapaces de desligar la idea de la imagen, el concepto de aquel referente nuevo que ha sido creado exclusivamente y de forma absolutamente arbitraria para un medio audiovisual que bien puede llamarse televisión o Internet. Valga aquí como ejemplo la idea que una persona cualquiera (usted o yo mismo) puede tener sobre un país concreto del que sólo conoce lo que ha visto por televisión; de Rusia, por ejemplo, la Plaza Roja nevada o Dmitri Medvedev hablando en un tono que, al menos, no suena precisamente amistoso.

Las representaciones visuales invaden todos nuestros espacios

  Se puede llegar a producir por tanto una espiral de manipulación del individuo en la que también va a jugar un papel importante lo que Jesús González en su libro ‘El discurso televisivo: espectáculo de la posmodernidad’ denomina como concepto de seducción, y que no es otra cosa mas que atraer la mirada del espectador hacia aquello que nos interesa. Marcar nuestro discurso audiovisual cargándolo de simbolismo y dotándolo de un significado particular, siempre atractivo y novedoso para que llame la atención del televidente. Es una evidencia y también una lástima, pero siempre una cara bonita jugará un mejor papel que aquella que nos resulte menos atractiva. La belleza se ha convertido entonces en un asunto más a tener en cuenta en la construcción del mensaje visual. Lo que no deja de compartir, en gran parte, muchas semejanzas con otro aspecto abordado en este trabajo: el de la espectacularidad. Esa imagen espectacular, ese escenario que se engalana para que lo que se cuenta, lo que se está intentando transmitir, cobre mayor relevancia y se asiente sin problema entre aquellos que están consumiendo ese contenido. Sin importar, claro, si lo que se dice (y también lo que se ve) está modificando en parte la realidad del mundo, aquella realidad que se encuentra fuera de la televisión y que ha sido readaptada para insertarla en ese medio.

   A tenor de todo esto vamos a encontrarnos entonces dentro de un nuevo paradigma fuertemente definido por lo que podríamos denominar una Teoría de la Representación. Nuestras experiencias perceptivas se guiarán en todos los sentidos por la imagen y el nuevo referente creado ex profeso por determinado comunicador, que pudiera ser tanto un anunciante como un productor de programas de entretenimiento.

   Y es que las representaciones visuales invaden todos nuestros espacios, los lugares cotidianos que conforman nuestro entorno, hasta el punto que se puede llegar a afirmar que el ciudadano medio conoce el mundo a través de lo audiovisual en general pero, sobre todo, a través de esa pantalla que se ha convertido en compañía imprescindible en cualquier hogar: la televisión.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Opinión

2 Respuestas a “La representación de lo visual

  1. Juan Carlos de Quirós

    Me encanta este sitio y todo lo que se escribe aqui. No quiero estropearlo con un comentario mio jeje.

    Letra de cancion “Ideas nuevas”:

    “Y aprender a desaprender
    Que no es contradicción, es enmendarse
    No todo lo que se ve es realidad
    No todo lo que se escucha es la verdad
    Debemos aprender que no todo lo que se enseña
    Nos hace crecer”.

    Sigue Alvaro, no pares por favor.

  2. De momento habrá que seguir De Quirós. Mientras haya gente como tu y como otros que lo lea, seguiremos adelante. Gracias a ti por pasarte por aquí y sumar con tus comentarios!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s